EL BISTURÍ: 'Crianza de 1999'

01/06/2017

 

Hay recuerdos que se irán contigo a la tumba, tu primer polvo, el día de tu boda, tu primer ciego o hablando de valencianismo; los días épicos en la Champions y el sabor de aquellas noches. Esos recuerdos de dos años consecutivos los aglutinamos en casi la misma época de nuestras vidas; fue una auténtica gesta.

Aún recuerdo levantarme de la cama nervioso, con cosquilleo en las manos y motivado hasta la muerte. No me molestaba la primera clase mortífera de matemáticas, ni el examen del Jueves. No me molestaba absolutamente nada, porque la vida era la "hostia". 

Ibas al colegio, te comprabas el Superdeporte y acto seguido unos Fritos, un flash de cola poniéndote automáticamente ciego de motivación. A la hora de comer una dosis de Canal 9 para mantener el subidón con nuestros Paco Lloret y Fermín Rodriguez. Era una sensación de extraño éxtasis que quizá por eso será eterna.

Al llegar por la tarde, sonaba en Napster el himno de Los Inhumanos y la vida era prácticamente el cielo. Sin miramientos caían las 20:45 y era el momento, tocaba un poco de fútbol. Lógicamente ganábamos, siempre lo hacíamos, con jugadores de garra, casta y nunca mejor dicho "pelotas".

Kily, Mendieta, Albelda, Carboni, Cañizares, el "Piojo"... no había rivales, solo en las finales y echando la vista atrás, hay que reconocer que eso no fue normal. Tampoco los llantos tras las dos finales, y acariciar en la segunda de ellas la copa con las manos. Pero a toro pasado... que nos quiten lo "bailao" ¿no?

En aquel momento de la historia creamos un monstruo, porque esa sensación es de las cosas más increíbles que se pueden vivir. No es una exageración, ni muchísimo menos, pero solo lo entenderá quien lo viviese de tal modo. Esta entrada es para ellos. Aquel listón nos marcó un camino. Un camino que se llama "ilusión por el fútbol”. No hace falta ganar para volver a sentir, necesitas sentir para volver a ganar. 

El fútbol nos debe mucho, la historia nos debe todo, pero necesitamos dar mil pasos atrás para quizá volver a mirar hacia delante. Lo que está pasando desde hace años en este club es una falta de respeto al aficionado y a todo valencianista que necesita un poco de fútbol en su vida. 

Este relato tiene ese "sabor añejo de 1999", ese punto de partida que alimentó a nuestra generación y que nos dejó claro que el fútbol puede ser una ilusión única. No todo es Real Madrid o Barça...

 

 

Con trabajo, seriedad y buen hacer volveremos al camino.


Hay que volver a ser grandes... quizá la solución sea hacer que estos héroes estimulen a la plantilla cada temporada en un viaje de valencianismo.

Un poco de origen para construir un destino. El origen de 1999.

 

Sigue a @joemerello.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Please reload

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon
ÚLTIMAS ENTRADAS
SÍGUENOS

Contacto    |    Aviso legal     |    Política de privacidad    |    Correo   

© VIACHERS VCF 2017 - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - Creado por @elabrigodeperal