El sentir d´esta terra

25/02/2019

 

 

Dedicado a todos los valencianistas que están fuera de la “terreta”.

  

Después de muchas temporadas de socio valencianista y de acudir cada semana a Mestalla, sabes que el año que viene no podrás. No podrás porque has decidido irte fuera de la “terreta” a trabajar o a estudiar durante un tiempo. Pero volverás, porque es un hasta luego. Mientras tanto te embarcas en una nueva experiencia sin poder acudir a lo que es la octava maravilla del mundo para los valencianistas, nuestro templo, Mestalla. Una nueva aventura, donde sin conocer a nadie te tendrás que buscar la vida para que, en el bar de bajo de tu casa, o si hace falta en el pueblo de al lado te sintonicen un Valencia – Córdoba, un domingo a las 18h30.

  

Pero durante este tiempo se avecinan las preguntas de la gente local, ¿Por qué eres del Valencia? Esa pregunta con la que se te ilumina el rostro y sin tenerla preparada sabes que contestar de corazón. Porque ser del Valencia es saber que vas a pasar momentos malos y momentos que haría levantar al propio Puchades. Porque sabes que el sentimiento valencianista no se compra a base de talonarios y galácticos, el sentimiento valencianista se forja en Paterna y va de padres a hijos hasta llegar a la otra punta del mundo. Ser del Valencia es poder hacer historia sin entrar en las quinielas, es ser bronco y copero, es llorar, reír, cantar, chillar, que te hierva la sangre, es el olor a traca en la avenida de Suecia.

 

O incluso preguntas cómo ¿Quién es ahora el Valencia? El Valencia es el mismo que conquistó cada rincón de Europa sin la necesidad de fichajes millonarios, levantando aquella UEFA al cielo de Goteborg con aquel golazo de Mista a pase de Vicente. Es un luchador que por muchos golpes que le den siempre se levanta y va a por la victoria. El Valencia es ese equipo que no teme a los rivales grandes y que resurge ante cualquier adversidad para volver a luchar por poder alcanzar de nuevo la gloria en Europa y España.

  

Cuando estás fuera de casa hay momentos que son más difíciles al vivirlos en solitario. Como aquella vuelta de semifinales de Europa League de 2014. Donde no se si por estar tranquilo o por miedo uno decide echar de casa a sus compañeros para poder verla a solas, con la esperanza puestas en unas semanas más tarde poder viajar a una final en Turín. El sueño de una final se trunca en el minuto 94 y solo quedan las lágrimas valencianistas recorriendo miles de rostros mientras se borra de la piel la pintura blanquinegra. Pero aquí estamos, recuperados y en plena forma, listos para ir a la guerra y luchar por momentos de gran felicidad. Porque ser del Valencia significa sufrir, porque sin ese sufrimiento no podríamos valorar lo importante que es el camino hasta una final.

 

Al cabo del tiempo, es hora de volver. Entonces pasa, un sentimiento te recorre e invade el cuerpo cuando al llegar a casa por avión tus pupilas se tiñen de blanquinegre, tus ojos ven nuestra bonita ciudad al borde de un mediterráneo azulado. Una imagen para tener grabada en la retina con las gradas naranjas de Mestalla capitaneando el centro de la imagen. Entonces, lo entiendes y con una tímida sonrisa repleta de nerviosismo, sabes que has llegado a tu hogar y al de miles de valencianistas. Ahora vas a poder volver a pisar los escalones del vomitorio en la próxima temporada, mientras se descubre el verde, volverás a sentir el calor de las gradas de Mestalla una vez más y cantar junto a los tuyos los goles que nos volverán a llevar a la gloria.

  

¡Amunt Valencia! 

 

  

 

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Please reload

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon
ÚLTIMAS ENTRADAS
SÍGUENOS

Contacto    |    Aviso legal     |    Política de privacidad    |    Correo   

© VIACHERS VCF 2017 - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - Creado por @elabrigodeperal